Una leyenda escalofriante: El Silbón

Poca leyendas, comoo esta, aún causan revuelo y la sensasión gélida en la espalda de un espectro aguardando por tí. El Silbón es una leyenda venezolana, a mi parecer, la más importante e impactante de todas.

La leyenda cuenta que un joven llanero acostumbrado a que sus padres cumplan con sus exigencias -mimado y de mucho carácter-, tenía el antojo y el capricho de comer vísceras de venado. Su padre emprendió camino a la sabana para cazar y poder complacer el deseo de su hijo.

En un desespero por comer y no encontrar respuesta ni de su madre ni de su padre, decidió salir a ver cómo avanzaba la caza. A mitad de camino su padre venía de regreso con la desdicha de no haber cazado al venado. Furioso, fuera de sí, y desde lo más visceral emprendió una lucha a muerte con su padre.

El Silbón es un espectro del folclor de Venezuela, especialmente de Los Llanos, el cual, según la tradición oral, es el alma en pena de un joven que asesinó a su padre. Maldito por tal acción, vaga por los llanos cargando los huesos de su padre en un saco, lanzando tétricos silbidos al aire, de ahí su nombre.