LA APUESTA

la-apuesta

Podría ser una historia chistosa y tal vez no tenga nada de terror pero así pasó.Hace muchos años en un pueblo llamado San Jose, dos amigos hicieron una apuesta, cual de los dos era capaz de ir al cementerio a la media noche y clavar una puntilla sobre una de las lozas de alguna tumba, quien lo hiciera se ganaría 5 monedas de oro.

El turno lo rifaron a cara o cruz para continuar con la apuesta, el primero emprendió su ida al cementerio cabe recalcar que el sitio era siempre alejado del casco urbano, estaba ubicado entre un gran bosque, en el día era un lugar muy acogedor y hermoso, también así en la noche se hacía más terrorífico.pasada más de una hora y el compañero no llegaba, este fue a buscarlo y lo encontró muerto al lado de una tumba, lo que él compañero vio nunca lo sabremos.

Solo se veía su cara de horror a la hora de morir.Su amigo corrió donde la policía y contó la historia estos fueron con un juez y al hacer el levantamiento notaron que el fallecido había clavado su propia camisa con la puntilla y al tratar de regresar creyó que alguien lo jalaba y su corazón no aguanto el susto, esta es la historia que siempre se a contado, pero su amigo nunca la creyó, dice que los ojos de su amigo estaban fijos en un punto diferente a donde clavo la puntilla y el terror en su mirada era indescriptible.