UN SIMPLE MUÑECO

un-simple-muneco

Andaba en ese ritual de tratar de dormir ese punto donde no estas, ni dormido ni despierto, cuando siento que de mueve algo en cima de mi closet, miro y puedo ver a mi muñeco mirándome fijamente, un simple muñeco, algo extraño, ya que mis muñecos están todos dando su cara para una pared de al lado.

Soy Patricia tengo 27 años aun vivo con mis padres, mis muñecos son regalos de mis amigos o mis novios, nunca me había ocurrido algo así, igual no. comenté la situación con mis padres podría ser imaginación mía.

Pasaron algunos meses y ya fue diferente al despertar vie el muñeco en posición como si se estuviera bajando, ahora supe que no era mi imaginación por que desde la vez anterior siempre lo acomodaba bien, mirando a la pared bien sentado.

Muy asustada le conté a mis padres, recordamos que ese simple muñeco me lo regalo Mario, fue un novio que quice mucho pero era un tanto agresivo así que le terminé, pero el me dijo que nunca se iría de mi lado.

No le puse mucha atención y aunque los primeros días llamo amenazándome, se lo conté a mi padre, este contestó una de esas llamadas y lo puso en su lugar, nunca más llamó, Mario había muerto en un accidente de tránsito ya hacía algunos dias.

Mi tía Alicia vino a casa un día en la tarde le contamos lo que estaba pasando, ella le gustaba eso de lo paranormal aunque no era muy entendida del tema, dijo que tal vez el muñeco estaba poseído o algo así, dijo que se llevaría el muñeco donde una amiga para que ella nos diera una explicación.

Mi tía Alicia salió de casa y al cabo de una hora nos llamaron diciendo que había tenido un accidente, choco contra un camión y murió al instante, el conductor del camión.

Dice que la señora tuvo la culpa ya que en el momento del choque iba con un niño en sus brazos, nos sorprendió ella no tenía niño, pensamos en el muñeco, el conductor del camión nos dijo que no había ningún muñeco y el se quedó en el lugar hasta que llegó la policía.

El muñeco nunca apareció lo más extraño de todo es que el día que murió Mario, fue el primer día que vi mover el. bendito muñeco.

Dos años después me case y una mañana que iba con mi esposo a una subastas de muñecos queríamos comprar uno para nuestro primer bebé, estaba embarazada y como yo quería que tuviese muchos muñecos, al llegar vimos mi antiguo muñeco, a ese un simple muñeco.

Pero no estaba en venta la dueña, nos dijo que desde que veníamos en la esquina un hombre que estaba ahí lo pagó y dijo que no lo entregará, el dijo que se llamaba Mario.

Aunque ustedes no crean nos llevamos el muñeco y no le conté nada a mi esposo no quería preocuparle, el se mostró un poco celoso pero le dije que no sabia que había quien era el hombre que tal vez nos quizo hacer un regalo.